CAMARAS DE ENSAYOS - CCI CONTROL DE CALIDAD

ARTICULOS

InicioEmpresaProductosNovedadesServiciosCalidadReferenciasNoticiasArtículosContactar

 

Corrosión del aluminio en ambientes de pH extremos

 

Si bien el aluminio es un metal que tiene un excelente comportamiento frente a la corrosión generada por el ambiente marino, cuando se encuentra en presencia de sustancias químicamente activas, especialmente con pH extremos, se requieren muy buenos recubrimientos, tales como los anodizados de calidad, para garantizar una garantía de durabilidad.


En ingeniería aeronáutica, carpintería de aluminio, energía fotovoltaica, etc., este metal se usa sistemáticamente por su ligereza y por los buenos resultados de durabilidad, pero no así en procesos químicos industriales que acompañan ambientes ácidos y bases fuertes. Aun así, las siliconas ácidas usadas para el sellado de los cristales empleados en la construcción, también producen un efecto indeseable.

 

En procesos industriales tales, podemos citar como causa de la corrosión del aluminio:

 

1) La dosificación automática de detergentes de limpieza, en el caso de que el detergente elegido sea alcalino.

 

2) La esterilización a baja temperatura con formol y vapor, puesto que el formol va a producir ácido fórmico que podría ser también causante de la corrosión.

 

En la práctica existen muchos sistemas de construcción de aluminio cuya propia capa de óxido de aluminio acaba protegiendo al sustrato frente al avance de la corrosión, sin que corran serios peligros de pasar a la fase de corrosión profunda.

 

Por otra parte, desde el punto de vista de la toxicidad, el óxido de aluminio en sí también se usa en la vida diaria, pudiéndolo encontrar en antiácidos o en cremas solares, sin que ello tenga consecuencias graves para la salud.

 

Pero en general, a nivel industrial, la conclusión final es que, en presencia de sustancias  con pH extremos, el aluminio sin proteger no es el material más idóneo para garantizar una buena resistencia a la corrosión. Especialmente, si se encuentra en contacto con otros metales de diferente potencial de oxidación-reducción, el problema se agrava, debido al efecto electroquímico de corrosión galvánica.

 

La clave para la elección de los materiales adecuados en cada aplicación, consiste en la implementación de un correcto proceso de evaluación a nivel de control de calidad, empleando las cámaras de ensayos de corrosión normalizados, tales como el ensayo CASS, etc.

 

www.cci-calidad.com

Inicio  Volver

 Petición oferta          Petición información          Consulta