CAMARAS DE ENSAYOS - CCI CONTROL DE CALIDAD

ARTICULOS

InicioEmpresaProductosNovedadesServiciosCalidadReferenciasNoticiasArtículosContactar

 

Polo del frío: El lugar habitado más gélido de la Tierra

 

El denominado “polo del frío” se encuentra en la Siberia profunda, más concretamente en la República Rusa de Sajá, en  la región conocida como Yakutia. Allí hay un pueblo que ostenta el récord de temperatura más baja en un lugar habitado, este pueblo se llama Oymyakón y el 26 de Enero de 1926 registró el récord de  -71,2ºC.

 

Oimiakón u Oymyakón (Оймякон en el alfabeto cirílico - Rusia), su segundo nombre es "el Polo del Frío" (Pole of Cold). Y es que sin ser ciudad y con sólo 800 residentes, Oimiakón posee el helado honor de ser el sitio habitado más gélido/frío de la Tierra con un promedio de -50°C durante enero, el punto cumbre de un invierno que dura nueve meses, aunque algunos días la temperatura desciende hasta los -60°C o más. Se dice que en 1926 su termómetro marcó -71.2ºC (aunque posteriormente se contrastó en -68ºC); en cualquier caso un récord no igualado jamás en ningún otro lugar poblado de la Tierra. Curiosamente, durante el verano, el clima puede llegar a ser tan caluroso que llegue a superar los 30ºC.

 

Aunque el río que cruza el pueblo, el Indigirka, nunca se congela, los pescadores no necesitan conservar el pescado en congeladores, porque se vuelven hielo segundos después de ser pescados.

 

Como nota macabra, a Oimiakón se llega por un camino llamado popularmente "la carretera de los huesos", apodada así porque cientos de prisioneros bajo el régimen de Stalin murieron por trabajar en condiciones infrahumanas para construir la carretera, y conforme morían quedaban  sepultados bajo el hielo.

 

Pese a todo, se trata de una de las regiones más ricas de la Tierra por sus  reservas de oro, platino, plata, uranio, y diamantes, así como, carbón, petróleo, gas, etc. El 40% del Oro de Rusia se extrae de Yakutia, así como uno de cada 5 diamantes del planeta, pero sus 950.000 habitantes viven apenas por encima del mínimo de subsistencia, toda la riqueza va a parar a Moscú. Los que no trabajan en las minas se dedican a la pesca, la crianza de vacas, de caballos de raza Yakut y renos (estas dos últimas especies son muy valoradas por su carne). Algunos obtienen ingresos por dar alojamiento o transportar a aventureros de todo el mundo que llegan a este lugar para poner a prueba su resistencia frente a semejantes condiciones climáticas extremas.

 

www.cci-calidad.com

Inicio  Volver

 Petición oferta          Petición información          Consulta